Impermeabilización de terrazas transitables

Impermeabilización de terrazas transitables

«Hágalo usted mismo». ¿Os suena esa frase? Es muy común escucharla en los anuncios de televisión, incluso en muchos libros de autoayuda. Con la proliferación de páginas de Internet que hablan de todo y la cantidad de videos que existen a nuestro alcance en webs de video en streaming, cada vez es más fácil encontrar tutoriales para prácticamente cualquier cosa que queramos hacer. Si tenemos los materiales y herramientas necesarios, el conocimiento nos lo dan terceras personas.

Es una gran ventaja que no está exenta de inconvenientes. Cuando hablamos de manualidades (vídeos que abundan en la web), no hay mayor problema que el que la manualidad en cuestión no salga exactamente igual que la que hayamos visto, que nos hagamos algún corte con el cúter o una pequeña quemadura con la pistola termofusible. Pero hay otro tipo de cosas que podríamos hacer nosotros mismos siguiendo las directrices de otros que, de no hacerlo bien, pueden traer consecuencias desastrosas. Desmontar un teléfono móvil, hacer una instalación eléctrica o reparar goteras son algunas de esas cosas en las que es mejor contar con profesionales. No digo que quienes graban esos vídeos no sean profesionales, me refiero a que sean personas cualificadas las que lleven a cabo esas labores. Pensemos en la impermeabilización de terrazas transitables, esas que están en las azoteas de los bloques y que en algunos lugares todavía se utilizan para tender la ropa. Una solución sencilla para impermeabilizar este tipo de terrazas es utilizando pinturas elastoméricas (que requieren de varias aplicaciones así como de una buena limpieza previa a la fijación), que por su diseño soportan muy bien los cambios de temperatura. Pero la impermeabilización de terrazas transitables no son todas iguales, ni todas requieren el mismo tratamiento. Por eso, antes de actuar, es mejor consultar con profesionales del sector que puedan evaluar las necesidades concretas de nuestra terraza. No todas las terrazas transitables se encuentran en lo alto de los edificios, hay casas que, por su concepción, tienen terraza voladas que sirven de techos voladizos para la entrada. En esos casos, lo más normal es que las terrazas estén cubiertas con baldosas especiales para exteriores. La impermeabilización de terrazas transitables de este estilo requieren mucha más atención y el trabajo es mucho más delicado.

«Hágalo usted mismo», si, pero con cabeza y reconociendo que en algunos casos (como los problemas  con las goteras y las filtraciones) lo más sensato es acudir a profesionales.